Edimburgo

La Ciudad

La capital escocesa es una de las ciudades más especiales en Europa. Edimburgo es un lugar cargado de encanto, repleto de estrechos callejones adoquinados, rincones oscuros que fueron escenario de las más terribles historias, preciosos edificios y jardines, una infinidad de interesantes museos con entrada gratuita y, sobre todo, unos ciudadanos increíblemente agradables que completan la oferta para que cualquiera que llegue quede enamorado de la ciudad.

Cariñosamente apodada “Auld Reekie” (vieja chimenea) por la gran cantidad de chimeneas humeantes que coronaban los tejados de los edificios manteniendo las casas calientes, Edimburgo posee un clima bastante lluvioso que, lejos de ser un inconveniente, es algo que le aporta aún mayor encanto a la visita, otorgando un aire misterioso y tenebroso a la ciudad.